Arriba
¿Copiar o robar? | Collective México
fade
3451
post-template-default,single,single-post,postid-3451,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.6,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-light-header,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿Copiar o robar?

¿Copiar o robar?

Spread the love

El mismísimo Pablo Picasso decía: “Los buenos artistas copian, los genios roban”. Y debo decir que después de trabajar en la industria de la publicidad por algunos años, me he dado cuenta que sus palabras no están tan fuera de lugar. Hoy en día, nosotros como agencias tenemos la obligación de ofrecer a nuestros clientes propuestas que salgan de lo convencional, que demuestren ser efectivas y, lo más importante, trascendentes.

 

Recuerdo que un buen amigo hace unos años en un negocio de medios alternos iba a “copiar” ideas de cómo hacer publicidad exterior en otros países; invertía tiempo, dinero y esfuerzo en salir a conocer las acciones que se estaban ejecutando con nuevas ideas y tecnologías. Su estrategia era “copiar” tal cual lo que veía y activarlo en nuestro país. eEsto era posible debido a que decidía pagar licencias, invertir en capacitaciones y comprar equipos idénticos a los vistos en dichas visitas. El resultado a corto plazo le dió una gran empresa seguido de un excelente negocio.

 

Por otro lado, últimamente he visto más la práctica de “robar”, muchos de nosotros lo llamamos inspiración y, a menos que tenga una patente, creo que es correcto nombrarlo así. Robar ideas hoy en día es una necesidad, el tener la capacidad de observar lo que pasa allá afuera con otras marcas y otras agencias te permite generar ideas con más valor.

 

¿De dónde robar?

 

  1. Mejores prácticas de otras agencias (premios, revistas, blogs, asociaciones)
  2. Expos (tecnología, emprendedores, otras industrias)
  3. Ancianos sabios (jaja aquellos jugadores que tienen mucha experiencia que compartir)
  4. Tu competencia (revisa lo que está pasando en tu industria)
  5. La competencia de tus clientes (qué están haciendo en la misma industria que la tuya)

 

Una vez que obtienes inspiración, el verdadero reto es reconfigurarla y volverla una idea propia, si solo haces lo mismo estás simplemente copiando.

 

El profesor Guillermo Aguirre, con el que tuve oportunidad de platicar estos meses en el IPADE, me compartía una teoría que me parece interesante compartirles.

 

Una buena idea, ya sea a base de copiarla o robarla, debe lograr ser:

 

  1. Más deseable
  2. Más sencilla
  3. Más rentable

 

Les recomiendo leer el libro Roba como un artista del autor Austin Kleon, estoy seguro que en esta sencilla lectura podrán entender mejor el concepto que traté de compartirles en esta nota.

 

Copo

@copodnieve


Spread the love
CollectiveMexico